De seguro ya sabes lo que es una boleta y es que nos las topamos casi a diario o al menos cuando realizamos una compra; sin embargo, no está de más hablar sobre ella, en especial cuando la boleta electrónica se encuentra cerca de ser obligatoria. Todo esto nos invita por tanto, a revisar los términos y a releer sobre lo que muchos consideramos como un tema culminado.

Así, la boleta no es más que un documento tributario que le es concedido al consumidor final del producto o servicio y en donde se refleja el valor del IVA - Impuesto al Valor Agregado- el cual es cancelado por el consumidor.

Es por esto, que en una boleta no es necesario incorporar la información del cliente final más que el detalle de la mercancía comercializada; aunque expertos tributarios señalan que el detalle le da al vendedor un mayor control sobre las ventas y facilita en gran medida el proceso de devolución o reclamo de productos, en caso de que se den.

En SimpleBoleta te invitamos a dejar la boleta manual atrás y de anticiparte a la boleta electrónica obligatoria.